Educación libre

aprendiendo sin escuela

otra opción educativa más

Homeschooling, educación en casa, unscholling o educación sin escuela son algunos de los términos utilizados para definir una opción educativa elegida por aquellas familias que deciden no delegar la educación y el aprendizaje de sus hijos e hijas en terceras personas, asumiendo, por sus propios medios, ese proceso.

decisión responsable

La familia que elige, de forma meditada y responsable, educar sin escuela, asume de forma integral la educación de sus hijas e hijos, tanto en los aspectos de la adquisición de conocimientos y habilidades, como en la transmisión de valores y principios, sin delegar ninguna de estas funciones a las instituciones educativas.

aprendiendo del mundo

Aunque el término literal de educación en casa nos pueda llevar a pensar lo contrario, esta opción toma el hogar como la base desde la cual se plantean actividades que pueden desarrollarse en casa, en el exterior, en familia o compartiendo con el entorno, viajando, viviendo…, propiciando así, de una forma abierta y natural, la participación en la comunidad.

La vida  es nuestra principal fuente de aprendizaje.

respeto y confianza

Las y los menores deben ser protagonistas de su propio aprendizaje.

Esta opción educativa aborda un proceso de desarrollo personal integral, en el que no solo importa qué se aprende, sino quién es la persona que aprende, qué siente, qué necesita, qué quiere, cuáles son sus intereses, sus habilidades, sus preferencias…

Es una opción que prioriza el desarrollo personal y emocional de las y los menores por encima del currículum académico, adaptando las condiciones, la forma de trabajar, los contenidos, el ritmo, los horarios y la metodología a quien es protagonista del aprendizaje, sin quitar valor a su propia persona, el mejor activo con el que un individuo contará en su vida futura (tanto laboral como privada).

diversidad

Teniendo en cuenta que cada familia puede vivir en un entorno físico y social diferente, que está compuesta por personas adultas – con circunstancias diversas, disponibilidad y horarios concretos en cada caso – y menores con necesidades, inquietudes y motivaciones propias, es habitual ver cómo cada familia organiza su día a día de maneras diferentes.

acompañando el aprendizaje

Acompañamos el proceso de aprendizaje de nuestros hijos e hijas poniendo a su alcance los recursos necesarios para que puedan investigar y profundizar sobre sus intereses y proporcionándoles experiencias y contextos sociales en los que aprehender los valores de la sociedad en la que van a vivir.

La educación en familia es toda una aventura de aprendizaje y de crecimiento, que enriquece no sólo a las niñas y niños, sino también a las personas adultas que tienen la suerte de compartirla.

Si quieres conocer detalles del día a día de familias que educamos sin escuela pincha aquí.

Si quieres conocer la situación de la educación en casa en otros países pincha aquí (enlace a un artículo donde se explique que está reconocido en muchos lugares, quizás un mapa mejor que un artículo…)

“Elegimos hacer las cosas de forma diferente a la habitual y creemos que nuestra opción es tan válida y respetable como la de aquellas familias que eligen llevar a sus hijos al colegio. Simplemente, cada familia sabe lo que necesita en cada momento.”

“No creemos que sea la opción que todo el mundo deba elegir, simplemente es la nuestra.”