Respuestas

¿Que es el homeschooling?

Puedes leer acerca de la educación en casa aquí: Educación libre

¿por qué una familia decide educar sin escuela?

Las familias que educan en el hogar, provienen de todo tipo de orígenes, niveles de formación, poder adquisitivo y creencias.

Hay familias que, basándose en una crianza consciente y respetuosa con las  necesidades de la o el bebé, deciden no escolarizar desde el principio evitando ya las guarderías.

Otras, deciden desescolarizar y sacar a sus hijas e hijos de la escuela porque tras observar que el sistema educativo en el que están escolarizados no da respuesta a sus necesidades,  descubren que la opción de la educación en casa se adapta más a sus ritmos y a los valores y principios familiares, siempre, con el consentimiento del o de la menor y apoyándose en el marco previsto por la Constitución Española (art.27)

En cualquier caso, el factor común que une a todas las familias es la creencia de que la educación debe adaptarse a las necesidades de desarrollo de cada niño y niña, respetando sus ritmos y estilos de aprendizaje, sus intereses personales y su desarrollo emocional y social.

¿cómo es el día a día sin escuela?

Hay todo un gran abanico de opciones, una gran gama de colores…

Hay familias que reproducen en el hogar el mismo esquema de trabajo y la misma planificación que nos podemos encontrar en un centro escolar. Establecen horarios que se ajustan a las necesidades de cada menor y les ofrecen una educación individualizada y flexible a sus ritmos.

También nos encontramos con familias que no separan formalmente el periodo de aprendizaje de la propia experiencia de vida. Se entiende que la adquisición de conocimientos se produce continuamente, no sólo en casa, sino en el mundo, y que las personas tienen una curiosidad natural y unas facultades que les llevan de forma espontánea hacia ese proceso. La niña o el niño se convierte aquí en el auténtico protagonista de su propio desarrollo, guiado por un camino de auto aprendizaje, en el que la persona adulta no dirige, tan solo acompaña.


Otras familias viajan y hacen del mundo su escuela, algunas se unen y crean proyectos, hay quien mezcla todas las opciones y crea la suya propia, e incluso encontraremos personas que se decantan por formas, maneras, que no se encuadran en ninguna de las posibilidades que describimos…, porque la ventaja de elegir crecer, vivir y aprender en libertad, es que cada persona puede buscar y encontrar el camino que necesite recorrer.

Testimonios de algunas familias

¿Y la socialización?

La educación en casa, ofrece a nuestros hijos e hijas la posibilidad de socializar de una manera natural y espontánea pudiendo relacionarse con personas de cualquier edad y condición en contextos reales, abriéndose así un gran abanico de experiencias sociales muy diversas. Como personas adultas, acompañaremos a nuestras hijas e hijos ofreciéndoles posibilidades de estar y poder compartir con otras personas en la medida en que  lo vayan necesitando, teniendo en cuenta sus necesidades y las nuestras.

Cierto es, que en época escolar se reduce considerablemente la posibilidad de relacionarnos con menores del entorno  de una forma natural en la calle, pero los comercios del pueblo, el vecindario, las amigas y los amigos y/o familiares cercanos nos pueden ofrecer multitud de posibilidades de socializar, acompañando una conversación o compartiendo alguna pasión.

Del mismo modo, la oferta cultural, deportiva y de ocio, permite que nuestros hijos e hijas socialicen con sus iguales. Además, se suelen organizar encuentros con otras familias atendiendo a las necesidades tanto lúdicas como sociales de niños y niñas.

Socializarse es una necesidad vital y las familias que educamos en casa podemos ofrecer a nuestros hijos e hijas la posibilidad de satisfacer esta necesidad de una manera natural, sabiendo que es en la sociedad y en la relación con otras personas donde construirán los valores sociales necesarios para comunicarse desde el respeto y la aceptación.

¿cualquier persona puede hacer homescholling?

No es necesaria ninguna formación específica de los progenitores. Actualmente, al no estar esta opción reconocida expresamente en la legislación, no hay ninguna regulación al respecto, por lo que no es necesaria ni titulación, ni ningún requisito económico especial para educar en familia.

Lo que sí que es importante tener claro es, que esta opción nos permite ofrecer a cada niña y niño lo que se estima que necesita en cada momento. Que las personas adultas responsables tengan presente y valoren el beneficio que esto produce para su desarrollo personal y académico es vital para afrontar una forma de vida que, en un primer momento, puede parecer un desafío difícil de llevar a cabo.

Y luego, ¿cómo se accede a las titulaciones?

Matrícula en últimos cursos de la ESO

Se puede realizar la matrícula para cursar 3º o 4º de la ESO en un centro homologado, y así obtener dicha titulación. En este sentido, hay que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma fija un procedimiento diferente para los alumnos y las alumnas que se incorporan de forma tardía al sistema educativo.

Pruebas libres graduado ESO

Se puede obtener el graduado de la ESO presentándose a las pruebas libres a partir de los 18 años o accediendo a los centros de Educación Secundaria para Adultos (ESPA), a los que también se puede acceder con 16 años y un contrato de trabajo. Es conveniente revisar los requisitos de cada Comunidad Autónoma puesto que en algunas no es posible presentarse si no se ha estado matriculado en algún centro homologado en los últimos dos años. No obstante, cabe la posibilidad de poder realizar el examen en otra Comunidad que no sea la de residencia.

Pruebas de acceso a Ciclos Formativos

Se puede entrar en el sistema educativo reglado mediante las pruebas de acceso a los Ciclos Formativos de Formación Profesional de Grado Medio a los 17 años o de Grado Superior a los 19 años.

Pruebas de acceso a la Universidad

Bien realizando las pruebas de acceso a la Universidad para mayores de 25 años.
O se puede acceder directamente a la universidad mediante la matriculación en la Open University o en universidades presenciales británicas o norteamericanas (muchas disponen de una cuota para homeschoolers).

Escuelas a distancia

Actualmente (concretamente desde el 2016) en España no se puede contar con las convalidaciones tras cursar estudios en alguna escuela a distancia extranjera, aunque esos estudios podrían convalidarse en otros países de residencia, en los que cuentan con plena validez, siempre y cuando se haya residido en ellos durante la realización de los estudios.

¿Cuál es la situación legal en España?

La mayoría de los países de nuestro entorno reconocen legalmente esta opción educativa, aunque en España, todavía, no contamos con ese reconocimiento expreso. 

Por un lado, nuestra ley educativa establece que es obligatoria la escolarización en un centro homologado por el estado, en el tramo de edad comprendido entre los 6 y los 16 años.

Por otro lado, en la Constitución Española se reconoce la libertad de enseñanza (art. 27.1) y se garantiza el derecho de los padres y las madres para que sus hijos e hijas reciban la formación que esté de acuerdo con sus propias convicciones (art. 27.3). 

Esto así, interpretamos que la educación en familia entraría dentro de esa libertad educativa. No obstante, cabe mencionar, que la sentencia del Tribunal Constitucional del 2 de diciembre de 2010, supedita esta libertad a una nueva redacción de la ley educativa donde la educación en familia pudiera quedar contemplada y/o regulada.

Pese a esta situación de inseguridad legal actual, somos muchas las familias que objetamos ante el cumplimiento de una ley que nos parece injusta y, en general, se nos está permitiendo hacerlo, si bien es cierto que algunas familias tienen problemas cuando sacan a sus hijas e hijos del sistema educativo, o cuando, no habiendo sido escolarizados nunca, tienen algún otro asunto en el que intervienen los Servicios Sociales o simplemente son detectadas por la administración.

En este punto cabe mencionar que hay Comunidades Autónomas en las que se van dando pasos hacia un mayor reconocimiento por parte de las administraciones locales. Es el caso del País Vasco y de Cantabria, donde se ha aprobado el Decreto BALORA  como instrumento utilizado por los Servicios Sociales para la valoración del riesgo de los menores residentes en dichas comunidades, y que permite a las familias proporcionar a sus hijas e hijos un programa educativo individualizado, sin que la no escolarización constituya por sí misma desprotección, tal y como en otras comunidades ocurre actualmente por falta de protocolos específicos.

Más info sobre el marco legal actual

¿Se pueden tener problemas legales?

Aunque hasta el momento las familias intervenidas por la Administración todavía representan una minoría dentro del colectivo, no hay garantía de que una familia no sea citada por los Servicios Sociales de base y posteriormente se comience un proceso legal. Al no haber un procedimiento claro establecido, cada Comunidad Autónoma e incluso cada persona trabajadora de la administración actúa de forma diferente.

Lo mejor es contactar con familias de la zona que hayan pasado por este proceso y así tener información actualizada de las distintas actuaciones que se han realizado en tu Comunidad Autónoma. 

Es importante tener en cuenta que la falta de escolarización de un o una menor entre los 6 y los 16 años puede ser considerada una situación de riesgo o incluso de desamparo, y que a falta de protocolos específicos para la educación en casa, se suelen aplicar los protocolos establecidos para los casos de absentismo.

Llegados a este punto la familia debe dejar claro que la opción educativa elegida es una elección meditada y responsable, haciendo ver que se está proporcionando una educación adecuada y personalizada para cada menores a su cargo y que en ningún caso se da una situación de abandono y/o desamparo.

Para poder demostrar esto, es conveniente tener elaborado un proyecto educativo individualizado para cada menor y dejar constancia escrita de todas las actividades que se vayan realizando, trabajo formal de adquisición de conocimientos o competencias, ya sea en el hogar o en algún centro privado, salidas culturales, deportivas, sociales, así como viajes o cualquier otro trabajo u ocupación que esté incluido en el proyecto educativo mencionado, y que podrá aportarse en caso de que sea necesario.

Nos gustaría poder hacernos cargo de la educación de nuestra hija ¿Cómo podríamos hacer?

busca información

Para tomar una decisión tan importante es necesario disponer de la mayor información posible sobre todo el proceso, incluido conocer los pasos que la administración puede llegar a dar de cara a posibles intervenciones. Por ello, es aconsejable buscar el apoyo de personas que ya hayan pasado por una situación similar.

toma conciencia y reflexiona

Con toda la información recabada cada familia tendrá que valorar por un lado,  si se siente preparada para afrontar las posibles dificultades que pueden surgir, y por otro lado, si su situación personal y familiar podría ajustarse a lo que esta decisión implica (horarios, trabajos, apoyo familiar…).

toma una decisión y actúa

Una vez tomada la decisión, es recomendable preparar un proyecto educativo individualizado para cada menor y dejar constancia escrita de todas las actividades que se vayan realizando.

En ALE encontrarás un grupo de personas en el que apoyarte y con el que defender tus derechos como colectivo.

Nosotros educamos en casa ¿En qué puede ayudarnos ALE?

confianza y seguridad

Tener la confianza y la seguridad de que estamos haciendo lo mejor para nuestras hijas e hijos es fundamental para poder afrontar las posibles dificultades a las que una familia se expone cuando toma la decisión de educar sin escuela, tanto a nivel social como administrativo.

apoyo mutuo

Tendrás acceso a nuestra red de apoyo en la que podrás compartir con otras familias dudas, miedos, experiencias, recursos educativos, grupos de trabajo…, además de poder contactar con otras familias socias de tu zona o zonas cercanas con las que poder intercambiar experiencias.

información

Estarás al corriente de las noticias que giran en torno nuestro colectivo y colaborar en el trabajo que como asociación venimos realizando. Y en el caso de que fuera necesario, puedes recibir Asesoría Jurídica con el abogado de ALE, especialista en homeschooling.

¿te unes? enlace al formulario para asociarse.

Si todavía no perteneces a ALE, este es el primer paso que te invitamos a dar para poder recibir apoyo de este colectivo del que ya formamos parte más de 350 familias. Entre nuestros objetivos está la búsqueda del reconocimiento político y social, el apoyo mutuo y la difusión de nuestra opción educativa. Si nos unimos, podremos conseguir nuestros objetivos.

Testimonio de Jorge

“Cuando, junto a nuestro hijo, tomamos la decisión de que abandonara el colegio, en nuestro entorno casi nadie lo entendió, aunque tuvimos la suerte de que sí lo respetaron. Estábamos en el momento más crítico, más vulnerable, no estábamos seguros de estar haciendo lo correcto, no sabíamos todavía dónde nos metíamos y a qué nos enfrentábamos.

En aquel momento, encontrar a otras personas, a otras familias que habían pasado por lo mismo, que no solo respetaban nuestra decisión, sino que la entendían, la compartían y la apoyaban, fue como pasar de la sensación de nadar contracorriente a haber llegado a un remanso de tranquilidad que nos ayudó a encontrar la serenidad, la fuerza y la convicción necesarios para continuar.

Por supuesto, y lo más importante, observar los beneficios en nuestro hijo… fue definitivo.”

¿Cuántas familias hacen HS en España?